4 de 6

¿Cómo avanza la Enfermedad de Parkinson?

Una de las primeras claves para notar si la enfermedad ha avanzado es que se empieza a notar que la medicación oral ya no funciona como antes, bien  porque ha dejado de hacer efecto el tiempo esperable y no llega hasta la siguiente toma o porque tarda en hacer efecto, por ejemplo.

Seguramente, también notarás que los síntomas, tanto motores (relacionados con el movimiento) como no motores (afectan a órganos o sistemas no relacionados con el movimiento), se hacen más acusados e interfieren más en el día a día.

Por ello hay que estar atentos a los cambios, tanto los relacionados con la medicación como los relacionados con los síntomas.

Recordamos que no todos los síntomas se presentan y que puede darse cualquier combinación de éstos.

Existen tantas enfermedades de párkinson como personas que lo padecen ya que no todos los afectados desarrollan los mismos síntomas y evolucionan de la misma forma.

En cuanto a los síntomas, tienes que prestar atención a cambios y nuevas apariciones de:

  • Síntomas motores, entre los que destacan los siguientes:
    • Temblor
    • Bloqueo de la marcha
    • Lentitud para realizar movimientos
    • Rigidez muscular
    • Inestabilidad o falta de equilibrio
    • Disfagia (atragantamiento)
    • Disartria (problemas al hablar)
  • Síntomas no motores y trastornos cognitivos. Aunque menos conocidos, son parte muy importante de la enfermedad y pueden llegar a afectar mucho en el día a día. Destacan los siguientes:
    • Trastornos del sueño
    • Lentitud de pensamiento
    • Cambios de estado de ánimo (depresión, desgana)
    • Deterioro cognitivo (deterioro en el razonamiento, la memoria y la concentración)
    • Presencia de alucinaciones
    • Dificultad para controlar los impulsos (dificultad para resistir una tentación de llevar a cabo un acto perjudicial para la propia persona o para los demás): hipersexualidad, ludopatía, compulsión por comer, comprar y consumir fármacos dopaminérgicos, así como el punding (comportamiento estereotipado que comprende rituales motores automáticos, sin finalidad)

Si un síntoma aparece como nuevo puede ser una indicación clara de un avance de la enfermedad. También lo es, si un síntoma se hace más evidente y/o más difícil de controlar o interfiere en las actividades de la vida diaria. Muchas veces los cambios avanzan tan poco a poco que es difícil percibirlos por eso tanto tú como las personas que te rodean tenéis que estar atentos.

Si notas que la medicación ha dejado de hacer el efecto esperado o si cualquier síntoma se hace más presente o aparecen nuevos síntomas, es importante comunicárselo al neurólogo. Os ayudará a controlar muchos de los síntomas de la enfermedad para encontrar alternativas que ayuden a controlar los síntomas.